Sola, en la mejor Liga del mundo

Elke Karsten, figura de La Garra, vive sola en Budapest (Hungría) donde juega en la mejor Liga de handball del mundo.

Elke Karsten se muestra renovada, enérgica. El paso de hace unos días por Buenos Aires llegó en el momento preciso. Necesitaba volver a ver a su familia y a sus amigas. Quería entrenarse nuevamente en el Cenard, sentir el último calor del verano en su piel y gozar de la compañía de sus seres queridos.

Ella aprovechó la pausa de su liga y se unió a la concentración de la selección femenina de handball que apuntaba a viajar al Preolímpico de Valencia en busca de su boleto a Tokio 2020. Elke disfrutó cada instante de su viaje entre las prácticas, las salidas, los asados familiares y las rondas de mate con su mamá.

La despedida, dado el contexto mundial, no fue como la esperaba, dado que prefería subirse a un avión rumbo a España junto a sus compañeras. Pero terminó viajando sola y a Budapest. Y no por haberse equivocado de vuelo.

Karsten es una de las voces autorizadas en el handball argentino. Es la única que juega de manera profesional en la liga de Hungría _la más fuerte del mundo_ y la central indiscutida de la selección a la que dirige Eduardo Gallardo. Su potente tiro de media distancia la hace una de las goleadoras del equipo nacional (260 tantos) y y su férrea defensa la convierte en una batalladora que no da por perdida ninguna jugada.

Su paso por el país se dio en el medio de la explosión del coronavirus. Al momento de la entrevista para la Nación, la Federación Internacional de Handball (IHF) confirmaba las fechas de los preolímpicos _iban a iniciarse este fin de semana_, por lo que la selección debía viajar. “Es una locura. Parece increíble que viendo todo lo que está ocurriendo, la IHF exponga a todas sus jugadoras a esto, y nos haga viajar al foco de infección”, señaló por entonces. Para su alegría y la de la comunidad del handball, al día siguiente salió un nuevo comunicado que canceló los torneos.

Fuente: la nación.