“Una decisión alocada”

X-Press - Largo
Pampa Rectificaciones - 300x200
Club del Niño
UNLPam Adultos Mayores
Artelco
G Supermercados - Largo
Polleria Pequeño Pollo
Gobierno de la pampa y Defensa Civil
Colombo y Miglioti - Largo
Estudio Contable Monti
La atleta santarroseña, Yamila Maidana, correrá por primera vez los 42 kilómetros. “No lo tenía en mis planes”, aseguró a Deporte Capìtal.

Yamila Maidana en diálogo con Deporte Capital, destacó que “fue una decisión alocada que no lo tenía en mis planes”, con relación a la prueba de los 42 kilómetros que correrá en la tradicional A Pampa Traviesa.

Heracles - 300x200
La Barraca - 300x200

Admitió que “si bien yo siempre dije que quería debutar en los 42 kilómetros aquí, en mi ciudad, pero el día que lo hiciera lo quería hacer bien, en lo posible debajo de las tres horas, con una buena marca, por una cuestión mía, particular”.

Puntualizó que “me agarró de improviso esta situación que nos condicionó por el tema de la pandemia; y bueno, estuvimos cortando clavos con el tema de la inscripción y como quedé sin cupo en las dos oportunidades que quise inscribirme, y veía que en 42 quedaba lugar, pero no se me ocurría registrarme. Y la última chance que teníamos la semana pasada, tampoco pude ingresar vía online, y me pregunté: si voy por los 42 y le escribo a Jorge que es mi entrenador? Que le parecía a él y me dijo: vos estás bien y si te sirve como motivación personal, mandale para adelante. Te va a ir bien, porque estás entrenada, si bien no lo preparamos, pero vamos a llegar. Yo lo pensaba y dije: ya está, la corro y vivo la experiencia. Me movilizó esos 15 minutos totalmente, me dio vuelta la cabeza y no volví para atrás. Me convencí y dije: ¡quiero correr 42!”

Reconoció que “era inimaginable y fueron esos quince minutos que no pude revertirlo y quiero realmente correr el maratón. No meterme esa presión de la manera que estructuralmente lo quería largar. Sentía más presión personal en los 21, que sí lo estaba preparando. Quiero disfrutarla y ver que se desenlaza en la carrera, ya que los 21 lo voy a pasar bien, pero después como no tengo experiencia no sé qué va a pasar en los kilómetros siguientes”.

Yamila enfatizó que “lo voy a manejar, de no sufrirla y que me frustre, digamos. Capitalizaré lo vivido para cuando quiera hacer una maratón a mi gusto”.

Anticipó que “es la idea de correr tranquila. Mi entrenador me entregó su confianza y su mujer Adriana Calvo, con su experiencia en maratón, me aconsejaron los dos; me hablaron y me manifestaron lo que debía tener en cuenta para no cometer errores; aferrarme a eso, tomar esos consejos al momento de estar en la carrera”.

Por otro lado afirmó que “lo tomo tan personal que no quiero presionarme con nadie (nada de liebres) ni con nada. Es más, ni siquiera tuve la chance de decirme, prepará el tema de los geles deportivos, de la hidratación, frutas y tener en cuenta todo el abastecimiento; me las quiero arreglar sola, a ver que sale. Ahora me río. Tengo una sensación, una intuición de que me voy a divertir; la voy a pasar bien, obviamente que después del kilómetro 30, como todos dicen, el cuerpo me va a empezar a pasar factura. Quiero ver como lo manejo, que capacidad tengo para eso. Hablarte y responderte vos mismo. Cuando se rompen estructuras, salen las mejores cosas”.

El sábado por la tarde, Yamila tenía que hacer las dos últimas horas de fondo, con la intensidad de la lluvia. “Voy a ver para donde salgo. Es el momento y hay que vivirlo”, concluyó.

Verduleria