Deporte Capital

Dos sueños inmensos

El físicoculturista realiquense, Caldén de Plata y Premio Ranquel 2019, Matías Ortega, aseguró que “se cambió el plan, no el objetivo”.

El deportista, afincado en la localidad de Quetrequén, precisó a esta hoja digital que “esta cuarentena por la pandemia del coronavirus me obligó a cambiar la estrategia de preparación. Tuve que limitar el entrenamiento muscular con máquinas, ya que como propietario del gimnasio, debí cerrarlo”.

En ese sentido, Matías reconoció que “esta realidad me llevó a cambiar las reglas del juego y proyectar a futuro. Claro que no hizo cambiar el objetivo, toda vez que las competencias programadas para este año siguen y serán reprogramadas cuando finalice esta situación”. 

Ortega _como todos_ debió adaptarse para prevenirse y también cuidar a su familia.

“Sí, reitero, fueron cambios en la manera de entrenar, pero seguimos firmes de cara a conseguir el objetivo en este 2020, ya que hay muchas competencias en el plano nacional, internacional y mundial”.

Matías abriga la esperanza de alcanzar el título mundial. “Tengo tres oportunidades”, afirmó. Y continuó: “Dos en el exterior, Paraguay y Estados Unidos, y en mi país. Aspiro ser el número Uno. Además, en el campeonato Sudamericano en Uruguay, el Mercosur en Argentina, el Nacional en Mar del Plata y el Iberoamericano en Perú”.

Matías Ortega tiene aún una meta superior. “El Caldén de Oro, es el otro de mis dos grandes sueños, como cierre de mis 20 años en la actividad”, concluyó.